Banco Popular. La Comisión Europea autoriza su adquisición por Banco Santander por considerarla compatible con la competencia en el mercado bancario europeo

 La resolución de la crisis del Banco Popular es un fenómeno transcendental y complejo al que se aplican regulaciones diversas e interconectadas  La resolución de la crisis del Banco Popular constituye un fenómeno transcendental para el mercado bancario europeo y, particularmente, para el español tanto desde el punto de vista económico, por la importancia cuantitativa…

Crisis de las Entidades de Contrapartida Central: la Comisión Europea propone normas sobre su reestructuración y resolución

Regulación de las crisis de las entidades financieras en general La crisis financiera global de 2008 nos enseñó que las crisis de solvencia de los intermediarios financieros (en concreto, de los bancos) en general  y de los de mayores dimensiones –o de importancia sistémica para el sistema financiero- en particular producen gravísimos daños a miles…

Los vasos comunicantes entre la regulación de las crisis bancarias y la competencia en el mercado bancario: Ponencia en el Seminario de Luxemburgo de 2 de junio de 2016

En la entrada del pasado lunes, dábamos cuenta de la celebración, el jueves 2 de junio de 2016, en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Luxemburgo), del Seminario organizado por el Departamento de Derecho Mercantil de la UCM sobre “Reestructuración empresarial y Derecho de la competencia”. En la primera mesa redonda –que tuvo…

El nuevo Reglamento sobre las crisis bancarias

La crisis financiera global que se inició en 2007 puso en solfa uno de los presupuestos básicos de la regulación bancaria hasta ese momento: los bancos no quiebra y, si quiebran, los Estados afectados cubrirán con dinero público los déficits para no causar un daño sistémico a sus Economías. Desde entonces, tanto a nivel global…

La nueva regulación de las crisis bancarias

La  crisis financiera global que se desató en el año 2008 golpeo a todos los países desarrollados, pero especialmente al nuestro porque –al modo de una “tormenta perfecta”- los problemas comunes de solvencia que aquejaron a los bancos en muchos países se unieron en el nuestro a una estructura bancaria que tenía una  “segunda pata”…