¿Quién llama a mi puerta? Elogio y refutación de la “conference call”

 Firma invitada: Victor Costas Seoane   Abusando, una vez más, de la generosidad del anfitrión de este blog -movida, sin duda, por razones de paisanaje galaico- vuelvo a dar cuenta de una experiencia de la práctica de la abogacía con el deseo ferviente de que resulte de interés para mis compañeros de profesión en general…