Close

La insostenibilidad del sistema español de pensiones: Reflexiones sobre el último informe de la Comisión Europea sobre el impacto del envejecimiento en la UE

La prensa del pasado sábado 20 de abril de 2024 refería que los cálculos de Bruselas son pesimistas y sugieren que España será el país de la UE donde más crecerá el gasto en pensiones sin prever su cobertura económica adecuada. Todo ello con ocasión del último informe de la Comisión Europea sobre el impacto del envejecimiento en la UE que ofrece unos cálculos pesimistas que anticipan que España será el país de la UE donde más crecerá el gasto en pensiones y se producirá una brecha del 0,8 por ciento del PIB, equivalente a casi 12.000 millones de euros a partir de 2026.

Dado que en este blog nos hemos ocupado en los últimos años del sistema complementario de pensiones y dado que este sistema opera como un vaso comunicante con el sistema público de pensiones, nos parece oportuno dar cuenta de este último y preocupante informe de la Comisión Europea sobre el impacto del envejecimiento en la UE acudiendo a los documentos oficiales.

Antedecentes: la aniquilación de los planes de pensiones individuales

En la última entrada de la serie de ellas que hemos dedicado al expolio de los derechos consolidados que varios millones de españoles tenían invertidos en sus planes de pensiones individuales (se trata de la de 30 de noviembre de 2022 titulada “Pensiones públicas vs. Planes de pensiones. Un antagonismo falaz” que remite a otras muchas precedentes) partíamos de los problemas evidentes de nuestro país para garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y de su necesaria reforma para garantizar la recepción de los anhelados fondos europeos Next Generation. Entonces volvíamos la vista hacia el principal sistema de la previsión social complementaria en España y en la mayor parte de Estados miembros de la UE, cual es el sistema de planes y fondos de pensiones para recordar que el Preámbulo de la Ley 12/2022 constataba que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, en la reforma 5.ª del componente 30 recoge el compromiso de una «Revisión e impulso de los sistemas complementarios de pensiones».

A continuación, exponíamos el impacto negativo de los dos movimientos regulatorios estratégicos recientes del sistema de planes y fondos de pensiones en España que son:

a) Desde el año 2021, la aniquilación de los planes de pensiones individuales, por inanición de su rentabilidad financiero-fiscal. Este ha sido y sigue siendo – a nuestro entender- un proceso gravemente erróneo por las razones que hemos expuesto en varias entradas de este blog, la última de las cuales es la del 25.03.2022 sobre “El Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales (PEPP). La entrada en vigor, el 22 de marzo de 2022 en la Unión Europea, del Reglamento (UE) 2019/1238 que lo regula.  Una noticia en contra de la aniquilación de los planes de pensiones individuales en España”. Añadíamos que el incremento hasta 30 años de la base de cómputo salarial para calcular la pensión pública con la consiguiente reducción de su cuantía (calculada por el Banco de España en una media del 8,5% de las pensiones equivalente, aproximadamente, a 200 euros), en un contexto de hiperinflación, agravaría el daño causado por la aniquilación efectiva de los planes de pensiones individuales y dejaría a los millones de ciudadanos y ciudadanas que habían confiado una parte significativa de sus ahorros a este sistema de previsión social complementaria en una situación que calificábamos de “indefensión previsional” porque, a futuro, no podrán aportar recursos en cuantía suficiente para mantener el valor de su ahorro previsional y, a pasado, verán como la inflación roe el valor real de lo aportado durante 33 años.

En este sentido, insistíamos en lo ya señalado en las anteriores entradas de este blog sobre el hecho de que la reducción drástica del límite de aportación a los planes de pensiones individuales nos parecen injustas porque no se trata únicamente de discriminación frente a los planes de pensiones de empleo en términos de incentivos fiscales -que podría ser comprensible para estimular esta “segunda pata” de la previsión social complementaria laboral- sino, y esto es lo más grave, de limitación absoluta -tanto financiera como fiscal- de las aportaciones a los planes de pensiones individuales. Esta limitación absoluta de las aportaciones a los planes de pensiones individuales tiene un efecto expoliador del ahorro destinado honradamente por millones de españoles durante 33 años a su previsión social complementaria en un contexto sistémicamente inflacionista que condena a los millones de españoles que tienen contratados planes de pensiones individuales a contemplar, año tras año, como sus fondos se devalúan víctimas de inflación sistémica contra la que no pueden luchar eficazmente aportando nuevos fondos en cuantía suficiente porque tales aportaciones están topadas a cuantías claramente insuficientes para mantener el valor real de sus inversiones y mucho menos para verlas crecer para su tranquilidad al contar con instrumentos eficientes de garantía de su previsión social complementaria.

b) Durante el año 2022, el impulso de los Planes y los Fondos de Pensiones de Empleo mediante la Ley 12/2022, de 30 de junio, de regulación para el impulso de los planes de pensiones de empleo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre, (sobre su contenido, el lector interesado puede consultar las cuatro entradas publicadas en este blog los días 8, 9, 10 y 11 de agosto de este año 2022 bajo el título común de “Impulso de los Planes y los Fondos de Pensiones de Empleo) desarrollada por el Real Decreto 885/2022, de 18 de octubre, por el que se modifica el Reglamento de planes y fondos de pensiones, aprobado por el Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero, para el impulso de los planes de pensiones de empleo (el lector interesado puede ver la entrada de este blog del pasado día 24.11.2022 sobre los “Fondos de pensiones de empleo de promoción pública abiertos (FPEPP): El Real Decreto 885/2022, de 18 de octubre desarrolla sus Comisiones y las retribuciones de sus Entidades Gestoras y Depositarias”).

A modo de conclusión de estos antecedentes nos parece que puede interesar a los lectores de este blog reproducir algunas de las conclusiones de nuestro estudio sobre “El impulso de los Planes y los Fondos de Pensiones de Empleo por la Ley 12/2022” publicado en Foro, Revista de la Facultad de Derecho de la UCM vol. 25, núm. 1 (2022): pp. 43-82:  

1ª. La Ley 12/2022, de 30 de junio, de regulación para el impulso de los planes de pensiones de empleo, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre implica un cambio notable en el diseño general de la previsión social complementaria en nuestro país porque pretende desplazar el “centro gravitacional” desde los planes y los fondos de pensiones individuales o personales a los planes y los fondos de pensiones de empleo.

2ª. El Real Decreto 885/2022, de 18 de octubre, por el que se modifica el Reglamento de planes y fondos de pensiones, aprobado por el Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero, para el impulso de los planes de pensiones de empleo desarrolla un aspecto esencial para la viabilidad práctica de los FPEPP cual es la rentabilidad de su gestión y custodia estableciendo las retribuciones máximas que pueden percibir sus Entidades Gestoras y Depositarias.

3ª. El desplazamiento del “centro gravitacional” de la previsión social complementaria en España desde los planes y los fondos de pensiones individuales o personales a los planes y los fondos de pensiones de empleo que operó la Ley 12/2022, -siendo un proceso plenamente legítimo y acorde con la normativa de la UE- vino precedido de un proceso de aniquilación -por inanición de la rentabilidad financiero-fiscal- del sistema español de los planes de pensiones individuales: que, en nuestra opinión, ha sido un proceso injusto, innecesario e ineficiente por la razones que pasamos a exponer:

a) En primer lugar, decimos que el proceso de aniquilación práctica del sistema español de los planes de pensiones individuales ha sido injusto por expropiatorio. En efecto, entendemos que se ha cometido un expolio injusto e ineficiente y contrario a la normativa europea del ahorro destinado por millones de españoles durante 33 años a su previsión social complementaria.

b) En segundo lugar, decimos que el proceso de aniquilación práctica del sistema español de los planes de pensiones individuales ha sido innecesario por inútil para provocar un trasvase desde este tipo de planes a los planes de empleo. Con un resultado final neto de daño al sistema de previsión social complementaria.

c) En tercer lugar, decimos que el proceso de aniquilación práctica del sistema español de los planes de pensiones individuales ha sido ineficiente por el impacto neto negativo en la previsión social complementaria cuando más necesaria es, dada la insostenibilidad del sistema público de pensiones y los efectos de la inflación sobre el poder adquisitivo de las pensiones cada vez más escuálidas que el sistema público podrá garantizar.

La insostenibilidad del sistema español de pensiones conforme al último informe de la Comisión Europea sobre el impacto del envejecimiento en la UE

La prensa del pasado sábado 20 de abril de 2024 refería que los cálculos de Bruselas son pesimistas y sugieren que España será el país donde más crecerá el gasto en pensiones y que su sostenibilidad económica no esta en absoluto garantizada. Todo ello con ocasión del último informe de la Comisión Europea sobre el impacto del envejecimiento en la UE que ofrece unos cálculos pesimistas que anticipan que España será el país de la UE donde más crecerá el gasto en pensiones y se producirá una brecha del 0,8 por ciento del PIB, equivalente a casi 12.000 millones de euros a partir de 2026.

Dado que, al comienzo de esta entrada, nos comprometimos acudir a los documentos oficiales, destacamos los tres siguientes:

a) El Libro verde sobre el envejecimiento. Fomentar la solidaridad y la responsabilidad entre generaciones (Comisión Europea. Bruselas, 27.1.2021. COM(2021) 50 final) hace dos afirmaciones pertinentes de citar: 

a.1) En general, su apartado 4.3. sobre los “Sistemas de pensiones adecuados, justos y sostenibles” dice: “Se ha puesto de relieve en diversas ocasiones el desafío de mantener unas pensiones adecuadas, justas y sostenibles en una sociedad que envejece y la necesidad de las personas de acumular ahorros adicionales, especialmente en los Informes sobre la adecuación de las pensiones publicados conjuntamente por el Consejo y la Comisión. No obstante, a falta de otras reformas, es probable que el mayor número de pensionistas y la menor cantidad de personas en edad laboral lleven a unos porcentajes de cotización más elevados y a unas tasas de sustitución de las pensiones inferiores con el fin de garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas. Estas evoluciones pueden generar una doble carga para las generaciones más jóvenes y de ese modo plantear cuestiones de justicia intergeneracional”. A este respecto, constatamos que el sistema de pensiones esta en peligro en nuestro país por el modelo vigente.

a.2) En particular, respecto de los sistemas complementarios de pensiones, dice: “Se debe concienciar a los ciudadanos acerca de la situación de sus derechos de jubilación. Unas pensiones complementarias de calidad, seguras y rentables, incluido el producto paneuropeo de pensiones individuales, que complementen los regímenes de pensiones pueden ofrecer ahorros de jubilación adicionales. Las políticas para facilitar y fomentar la participación en regímenes complementarios de pensiones deben tener en cuenta su coste fiscal y efecto distributivo, así como encontrar el equilibrio entre una cobertura amplia e inclusiva y las salvaguardias contra los efectos de la volatilidad del mercado por una parte y la rentabilidad por otra”. A este respecto, constatamos que proceso de expolio de los derechos consolidados que varios millones españoles tenían invertidos en sus planes de pensiones individuales contradice todos los principios de seguridad financiera y jurídica proclamados por el Libro Verde de la Comisión Europea.

b) El Informe de 2024 de la Comisión Europea sobre el impacto del envejecimiento en la UE (2024 Ageing Report. Underlying Assumptions and Projection Methodologies. European Economy. Institutional Paper 257. European Commission. Directorate-General for Economic and Financial Affairs) realiza algunas afirmaciones interesantes de contrastar con nuestro sistema vigente de pensiones públicas como las siguientes:

b.1) En su pág.86 se refiere a la “cobertura de las proyecciones de pensiones” diciendo: “El ejercicio de proyección de las pensiones se centra en el gasto público en regímenes públicos de pensiones. Las variables de los regímenes privados (de empleo, individuales obligatorios o individuales no obligatorios) se comunican sobre una base voluntaria. El Anexo 5 ofrece una descripción exhaustiva de los regímenes de pensiones incluidos en las proyecciones. La información se estructura en torno a los siguientes elementos: gasto bruto en pensiones por régimen y edad; impuestos pagados sobre las prestaciones de jubilación; los coeficientes de prestaciones y las tasas medias brutas de sustitución; el número de pensiones/pensionistas por régimen, edad y sexo; las cotizaciones pagadas y el número de cotizantes; los coeficientes de indexación; el desglose de los nuevos gastos en pensiones; y los posibles activos y reservas del del régimen público. Además, los Estados miembros comunican los datos administrativos de los últimos años sobre el número de nuevos pensionistas”.

b.2) En la página 180 nos ofrece el Anexo Estadístico de España.

c) La Ficha de España del Informe 2024 sobre el envejecimiento elaborada por la Dirección General de Análisis Macroeconómico de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa del Ministerio de Economía, Comercio y Empresa del Gobierno de España (Comité de Política Económica – Grupo de trabajo sobre envejecimiento – Ficha de España – Diciembre 2023) que, en si Introducción (pag.7), señala: “La presente ficha de país para España forma parte del Informe 2024 sobre el Envejecimiento, que proporciona proyecciones a largo plazo del impacto económico y presupuestario del envejecimiento de la población en una política sin cambios. La edición 2024 es la octava actualización y cubre el periodo hasta 2070. Esta ficha ha sido elaborada por la Dirección General de Análisis Macroeconómico del Ministerio de Economía. Las proyecciones de pensiones presentadas en esta ficha incorporan los supuestos macroeconómicos y las metodologías acordadas en el Grupo de Trabajo sobre Envejecimiento del Comité de Política Económica. Dado el proceso de elaboración de las proyecciones presupuestarias, existe una discrepancia inevitable entre estos supuestos y los últimos datos macroeconómicos disponibles para 2022 y 2023 en el momento de la presentación de las proyecciones de pensiones, lo que afecta a la ratio gasto/PIB. El recuadro 3.5.A de esta ficha aborda específicamente esta cuestión y presenta un escenario basado en los últimos datos macroeconómicos actualizados en el momento de la finalización de esta ficha, a principios de diciembre de 2023. Las proyecciones han sido revisadas por los demás Estados miembros y la Comisión Europea en el marco del Grupo de Trabajo sobre el Envejecimiento. Las proyecciones se finalizaron en otoño de 2023 y representan la situación del sistema de pensiones a 01/12/2023. La sección 1 ofrece una visión general del sistema de pensiones en España. La Sección 2 describe los supuestos demográficos y del mercado laboral en los que se basan las proyecciones de gasto en pensiones presentadas en la Sección 3, que que también analiza los escenarios de sensibilidad en torno a la base de referencia. Por último, la sección 4 ofrece una visión general del modelo utilizado para elaborar las proyecciones de pensiones, con datos complementarios que figuran en el anexo metodológico”.