Close

Manual de la infamia

Aprovecho este primer día del nuevo 2024, en el que la inteligencia -tanto la escasísima natural como la inexistente artificial- descansa, para informar a los selectos -por escasos e inteligentes- lectores de este blog que continuaremos el balance de la infamia que venimos construyendo con doloroso cuidado en los últimos tiempos auto-extraditados en el blog satírico de nuestro querido discípulo Javier Fernández Alen (javierfernandezalen.com) a quien probablemente encarguemos la elaboración de algunas entradas con la finalidad de que, en su juventud e inocencia, asuma el esfuerzo titánico de recopilarlas en forma del prometido Manual de la Infamia. Y calificamos de titánico el esfuerzo a la vista de las muestras geométricamente crecientes de conductas indignas, sectarias y, en definitiva, infamantes que observamos.

Esta mudanza obedece a dos razones:

a) La primera es cuantitativa y reside en nuestro deseo de preservar el ámbito de este blog al comentario de las novedades de la regulación europea y española que, por estar en constante expansión, requieren de un trabajo de seguimiento cada vez mas intenso.

b) La segunda es cualitativa y atiende al propósito de diferenciar la información sobre la regulación financiera de la opinión sobre acontecimientos tangentes y recientes que nos tienen sumidos en una perplejidad alarmada sobre el destino de nuestro país.

Por último, advertir que dado que muchas de las entradas venideras serán obra de nuestro joven discípulo; es más probable que muestren excesos contrarios a lo políticamente correcto que serán imputables a su juventud y a la imprudencia propia de su edad, sobre las que, desde aquí, rogamos disculpas anticipadas.