Close

La extrema prudencia de la CNMV al gestionar la crisis de GRIFOLS: Su Comunicado del pasado 23 de enero de 2024

El pasado día 23 de enero de 2024 se publicaba el “Comunicado de la CNMV en relación con GRIFOLS”. El interés -y la perplejidad- que nos ha suscitado este documento, unido a la lamentable importancia que este episodio está teniendo para nuestro mercado de valores (especialmente en términos de pérdidas en las inversiones de un gran conjunto de accionistas) y la atención que venimos prestando desde su origen a este desgraciado suceso nos invita a ofrecer a los lectores de este blog algunas reflexiones sobre este documento que nos parece pueden serles de interés.

La extrema prudencia de la CNMV al requerir información a GRIFOLS

En la entrada de este mismo blog del pasado día 11 de los corrientes titulada Casualidades sorprendentes: La caída de la cotización de GRIFOLS y los incentivos fiscales estrafalarios” dábamos cuenta del  proceso de hundimiento de la valoración bursátil de las acciones de GRIFOLS en tres actos: Primero, señalábamos su causa ubicada en el Informe de la sociedad GOTHAM CITY RESEARCH LLC titulado “Grifols SA: Scranton y las deudas ocultas” que trascendió a la opinión pública el día 9 de enero, Segundo, identificábamos las informaciones relevantes comunicadas por GRIFOLS, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 226 de la LMVSI,  a la CNMV los días 9 y 10 de enero, a raíz del impacto catastrófico de la publicación del anterior Informe en su cotización. Y tercero, ofrecíamos una reflexión final calificando esta crisis como un caso apasionante de evaluación de la solidez de nuestra regulación societaria y financiera y de su aplicación por la CNMV.

En este último sentido, hemos de añadir que el blog de nuestro querido discípulo Javier Fernandez Alen publicaba el pasado día 15 de este mismo mes una entrada titulada “Nacionalismo xenófobo y toxicidad empresarial: Reflexiones a propósito de la crisis de GRIFOLS” en la que recogía el anuncio en la prensa económica del viernes 12 de enero de que “la CNMV da a Grifols 10 días para informar”.

A estos efectos, el Comunicado de la CNMV del pasado día 23 de enero de 2024 dice: “Ante la publicación del informe de Gotham City Research LLC en la mañana del día 9 de enero y la marcada incidencia que le siguió en el precio de las acciones de Grifols, la CNMV ha ido requiriendo desde el día 10 de enero información a la compañía, a algunos de sus accionistas y a entidades relacionadas con el mencionado informe. La prioridad de la CNMV se ha centrado hasta ahora en la información sobre la compañía a disposición de los accionistas e inversores”.

Al hilo de lo anterior, debemos de confesar que -como estudiosos de la materia- nos sorprendió la noticia del plazo de diez días concedido por la CNMV a GRIFOLS para ofrecer información relevante complementaria si tenemos en cuenta la situación de tensión extrema del mercado en esos momentos y las pérdidas cuantiosísimas que estaban experimentando muchos miles de inversores.

Debemos dejar constancia de que el Comunicado de la CNMV del pasado día 23 de enero de 2024 da cuenta de que “la información requerida a Grifols ya ha sido remitida a la CNMV por la entidad y esta ha comenzado a ser analizada”. Ello es ciertísimo como lo demuestran, entre otras, las siguientes informaciones relevantes comunicadas por GRIFOLS a la CNMV de conformidad con lo dispuesto en el artículo 227 de la Ley 6/2023 (LMVSI):

a) La información fechada en Barcelona , a 29 de diciembre de 2023 que dice: “Como continuación a la comunicación de Información Privilegiada publicada el 14 de junio de 2023, relativa a la participación de Grifols en Shanghai RAAS Blood Products Co., Ltd. («SRAAS»), Grifols informa de lo siguiente: (…) Grifols ha alcanzado una Alianza Estratégica y Contrato de Compraventa de Acciones (Strategic Alliance and Share Purchase Agreement) con Haier Group Corporation («Haier») para la venta de aproximadamente una participación accionarial del 20% en SRAAS por un importe de 12.500 millones RMB (aproximadamente 1.800 millones de dólares estadounidenses), conservando una participación en SRAAS del 6,58%. Haier puede designar a alguna de sus filiales para llevar a cabo la transacción. El cierre de la transacción está sujeto a las aprobaciones regulatorias ordinarias y a la due diligence confirmatoria del comprador. Haier destaca como proveedor líder a nivel mundial de soluciones para mejorar la calidad de vida y transformación digital y está fortaleciendo su presencia en la industria de la salud. Su filial, Haier Smart Home, ha sido incluida en la lista Fortune Global 500 y entre las Compañías Más Admiradas del Mundo. El precio de venta por acción es de 9,405 RMB, que representa una prima del 14,96% sobre el precio medio ponderado por volumen de las acciones de SRAAS durante los 20 días de cotización anteriores, que es de 8,181 RMB. Los actuales acuerdos de colaboración estratégica comercial entre Grifols y SRAAS siguen vigentes. Las partes han acordado que Grifols mantenga a un consejero en el Consejo de Administración de SRAAS. Grifols y SRAAS modificarán el Acuerdo de Distribución Exclusivo con SRAAS para suministrar mayores cantidades del suero humano Albumin en el mercado chino, para prorrogar su actual duración por un período inicial de 10 años (hasta 2034), teniendo SRAAS la opción de prorrogar dicho plazo por un periodo adicional de 10 años, con volúmenes mínimos de suministro garantizados para el periodo 2024-2028.

Grifols y el comprador se comprometen a no transferir ninguna parte de sus acciones en SRAAS por un plazo de 3 años tras el cierre de la transacción. Los fondos de esta operación se utilizarán para reducir deuda.Con esta operación, Grifols mantiene su presencia en China, continua con sus acuerdos comerciales con SRAAS, y al mismo tiempo, cumple con su compromiso de desapalancamiento”.

b) La información fechada en Barcelona , a 29 de diciembre de 2023 que dice:Como continuación de la Información Privilegiada publicada en el día de hoy, relativa a la parcial venta de la participación de Grifols en Shanghai RAAS Blood Products Co., Ltd. («SRAAS»), Grifols informa que la plusvalía resultante de esta transacción, en comparación con el precio de adquisición de las acciones de SRAAS, asciende a aproximadamente 250 millones de euros”.

c) La información fechada en Barcelona, a 14 de enero de 2024 que dice: “Ante la preocupación suscitada en los mercados de cómo puede afectar dicho informe en la operación de compraventa del 20% de Shanghai RAAS Blood Products Co. Ltd. y puestos en contacto con el comprador, Haier Group Corporation, Grifols quiere informar que la Vicepresidenta de Haier Group Corporation ha manifestado textualmente lo siguiente: «we continue to work to close the deal as originally planned». La operación evoluciona según lo previsto y Grifols espera cerrar esta operación durante la primera mitad del año 2024, tal y como ya se ha comunicado al mercado”.

La decisión de la CNMV de no suspender la negociación de las acciones de GRIFOLS

Debemos también confesar nuestra sorpresa cuando comprobamos que la CNMV, en las circunstancias de contaminación informativa descritas, no ejercía la facultad que le confiere el art.64 de la Ley 6/2023, de 17 de marzo, de los Mercados de Valores y de los Servicios de Inversión de “acordar la suspensión de la negociación de los instrumentos financieros admitidos a negociación en mercados regulados sujetos a su supervisión cuando concurran circunstancias especiales que puedan perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre ese instrumento financiero o que aconsejen dicha medida en aras de la protección de los inversores”.

Respecto de esa inacción, no alcanzamos a comprender la justificación que ofrece el Comunicado de la CNMV cuando señala: “La CNMV no ha detectado, desde el día 9 de enero hasta hoy, que haya ninguna información privilegiada concreta pendiente de publicación que suponga una situación de información asimétrica entre distintos inversores. Por ello no ha sido necesario suspender la negociación de modo cautelar, mientras fuese difundida esa eventual información”.

Y los motivos de nuestra extrañeza -fruto, quizás, de nuestra propia ignorancia- residen básicamente en razones cronológicas porque nos preguntamos: ¿Cómo es posible mantener que no fue necesario suspender la negociación de las acciones de GRIFOLS porque “desde el día 9 de enero hasta hoy, (a la CNMV) no le consta que haya ninguna información privilegiada concreta pendiente de publicación que suponga una situación de información asimétrica entre distintos inversores”? Cuando, si hay algo evidente es que el propio comportamiento errático de la cotización de aquellas acciones era prueba evidente de la contaminación informativa asimétrica que reinaba en el mercado en gravísimo daño a muchos miles de inversores nacionales e internacionales. Prueba de ello son las numerosas decisiones de suspensión por la CNMV de la negociación de acciones de sociedades cotizadas adoptadas en supuestos incomparablemente menos graves para los intereses de los inversores.

Por último, tampoco nos convence el Comunicado de la CNMV cuando añade: “En cuanto a las posiciones cortas, la CNMV viene monitorizando de forma estrecha desde el día 9 las posiciones sobre Grifols. En términos agregados y comparados con el conjunto de cotizadas españolas, estas no presentan valores elevados y no han determinado la evolución fundamental del precio del valor. Adicionalmente, no se dan las condiciones que marca el Reglamento europeo sobre ventas en corto (Reglamento UE 236/2012) en cuanto a limitación o prohibición de posiciones cortas para una medida de ese tenor”.

(El lector interesado puede ver, entre otras, las entradas publicadas en este mismo blog los días 12.06.201 sobre las “Crisis bancarias. Posiciones bajistas. Especuladores ricos. Accionistas pobres. Reflexiones a propósito de una tesis doctoral”; de 17.04.2020 sobre “La CNMV prorroga durante un mes –desde mañana, 18 de abril y hasta el 18 de mayo- la prohibición temporal de la constitución o incremento de posiciones cortas netas sobre acciones cotizadas”; y otras muchas).

La prolongación de la incertidumbre informativa sobre las acciones de GRIFOLS

Queremos compartir con nuestros lectores la sensación de zozobra que nos invade cuando leemos, en el Comunicado de la CNMV del pasado día 23 de enero de 2024 y con referencia a la información requerida a GRIFOLS y recibida por la CNMV por la entidad y esta ha comenzado a ser analizada lo siguiente; “Como ocurre en este tipo de procesos, dicho análisis puede requerir que se recaben informaciones aclaratorias o complementarias y, dada la complejidad de las cuestiones sobre las que versa, puede demorarse unas semanas sin poder determinar una fecha concreta para su conclusión. Del proceso de revisión de la información financiera de Grifols podría resultar, en su caso, la ausencia de alguna información o la incorrección de algún dato o magnitud de la información financiera. Dependiendo de ello, podría derivarse la necesidad de realizar aclaraciones, complementos, desgloses o incluso corrección de la información publicada por Grifols. No es posible, obviamente, anticipar dichas conclusiones ni las actuaciones correspondientes en la fase actual, ni tampoco hay evidencias a día de hoy, con la información pública disponible, de que la información publicada y auditada de Grifols no sea conforme con la normativa”. Siendo ciertísimo lo que la CNMV dice en el Comunicado y acabamos de transcribir, también lo es que nos tememos que las referencias a la incertidumbre temporal y material del proceso de revisión iniciado (“puede demorarse unas semanas sin poder determinar una fecha concreta para su conclusión”) no tranquilizarán al mercado financiero nacional e internacional.

De igual modo en que nos tememos que no tendrá un efecto precisamente balsámico sobre el mercado financiero nacional e  internacional otro pasaje del Comunicado de la CNMV que, siendo cierto, no calma nuestra inquietud es el que dice que “cabe recordar que las facultades de la CNMV, de conformidad con la normativa europea, permiten la revisión a posteriori de aspectos específicos de las cuentas de un emisor, como en este caso, y eventualmente exigir aclaraciones o cambios en la información financiera publicada. Sin embargo, como ocurre en todos los mercados desarrollados, la función de supervisión a posteriori no reemplaza ni tiene el mismo alcance que el deber de los administradores de reflejar la imagen fiel en la información financiera y el deber de los auditores de emitir una opinión profesional fundada sobre esa circunstancia”. Un conocimiento elemental del mercado de valores permite vaticinar que una revisión de las cuentas de GRIFOLS dentro de varios meses puede convertirse en una pieza notable de arqueología financiera, sin efecto alguno en la protección de los inversores.

El ”juicio final” de GOTHAM

Titulamos de este modo el análisis de la conducta de GOTHAM que anuncia la CNMV no por deseo de sugerir referencias bíblicas sino porque el mismo Comunicado dice que “más allá de la revisión de la información financiera de Grifols, la CNMV está analizando la conducta de Gotham en cuanto al contenido de su informe, el modo en que fue difundido y las operaciones de mercado conexas. El objeto es determinar si dicha conducta es conforme con las normas europeas sobre abuso de mercado, en particular las que abordan la difusión de información engañosa. Dicho análisis deberá nutrirse, necesariamente, de la conclusión de la revisión de la información financiera de Grifols mencionada anteriormente”.

El párrafo transcrito nos suscita también una perplejidad notable por “los tiempos” que anuncia respecto de la actuación de la CNMV sobre los presuntos abusos de mercado (el lector interesado en profundizar en la materia puede consultar las traes entradas que publicamos en este blog los días 20.12.2023 y 18 y 19 de enero de este mismo año sobre la regulación del abuso de mercado en Europa y en España).

En relación con lo anterior, nos parece relevante dar cuenta de la noticia publicada el pasado día 23 de enero en el Diario  CINCO DIAS suscrita por Álvaro Bayón que decía: La CNMV no encuentra en las cuentas de Grifols evidencias de que incumpliera la ley. El supervisor aún no se pronuncia sobre el contenido de la información requerida a la farmacéutica, que sube un 3% en Bolsa. También investiga si Gotham City proporcionó información engañosa. La CNMV da un pequeño espaldarazo a Grifols en su cruzada con Gotham City. El regulador afirma haber recibido ya la respuesta de la compañía a su requerimiento de información tras el informe del inversor bajista en el que le acusaba de maquillar sus cuentas. Apunta a que, en un principio, no ha encontrado “evidencias” de que “la información publicada y auditada no sea conforme a la normativa”, mientras que se emplaza a un largo análisis de la información reclamada al grupo de hemoderivados en esta semana y ha anunciado que investiga a Gotham por abuso de mercado y difundir información engañosa. El organismo que preside Rodrigo Buenaventura prevé una investigación larga sobre el asunto Grifols. Aclara que requirió información a la empresa el pasado 10 de enero, un día después de que Gotham City publicase su informe, en el que acusaba a la compañía catalana de inflar sus cuentas y reducir artificialmente el ebitda. Afirma que en este tipo de procesos pueden solicitar información adicional, lo que “puede demorarse unas semanas sin concretar una fecha concreta para su conclusión”. Abre la puerta a pedir aclaraciones o incluso modificar el informe de cuentas anuales y matiza que estas actuaciones del organismo a posteriori no diluyen ni la obligación de los administradores de reflejar la imagen fiel en la información financiera ni el deber del auditor de emitir una “opinión profesional” sobre ello”.

Para acabar este apartado, también nos interesa dejar constancia de la OTRA INFORMACIÓN RELEVANTE comunicada por GRIFOLS a la CNMV y fechada en Barcelona, a 26 de enero de 2024 que dice: “Como continuación de la comunicación presentada el 10 de enero, a consecuencia del informe Gotham, Grifols quiere informar lo siguiente: La Sociedad ha presentado ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York una demanda contra Daniel Yu, Gotham City Research LLC, General Industrial Partners LLP, Cyrus de Weck, y sus participadas (los «Demandados»), para solicitar el resarcimiento por los daños financieros y reputacionales causados a la Compañía y a sus partes interesadas («stakeholders»), a raíz de las acciones de los Demandados. La denuncia alega que los Demandados obtuvieron una considerable posición en corto en Grifols, publicando y distribuyendo posteriormente un informe con falsedades sobre la contabilidad, las comunicaciones, las finanzas y la integridad de Grifols. La Sociedad, en esta demanda, solicita la aplicación de medidas cautelares para que los Demandados se retracten y no persistan en sus actuaciones, a la vez que se solicita resarcimiento económico. Se solicita también que los Demandados sean considerados plenamente responsables por el comportamiento ilícito alegado en la demanda”.

 Alguna reflexión final realizada “en la ardiente oscuridad”

El lector nos permitirá recurrir al título de la obra de teatro en tres actos de Antonio Buero Vallejo estrenada en 1950 titulada “En la ardiente oscuridad” para compartir algunas dudas que nos reconcomen nuestro espíritu de modesto investigados universitario.

Nos referimos a la segunda etapa del círculo vicioso de las empresas nacionalistas que describía la entrada del blog de nuestro querido discípulo Javier Fernandez Alen del pasado día 15 de los corrientes antes citada que describía: “la empresa que se muestra proclive al nacionalismo xenófobo que le ha favorecido (p.ej. mediante declaraciones de su presidente en favor de referéndums de autodeterminación groseramente inconstitucionales), aprovecha la ventaja competitiva para consolidar una posición dominante en el mercado”

El respeto y el afecto que tenemos hacia la CNMV no nos permite no queremos tan siquiera imaginar una explicación alternativa a la asombrosa actuación de la CNMV en la crisis de GRIFOLS.

La luz del Faro del Cabo Buena Esperanza de la CNMV

Como no queremos sumir a nuestros lectores en un mar de dudas que quizás respondan a nuestras limitadas entendederas, acabamos transcribiendo el último párrafo del Comunicado de la CNMV que dice; “La CNMV tiene la firme determinación de esclarecer la situación a la mayor brevedad posible y de que se hagan públicas las conclusiones de sus actuaciones”. Y nos referimos al antiguo faro del Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica porque nos sentimos como marineros navegando en aguas procelosas cuyos movimientos embravecidos no alcanzamos a comprender plenamente.

Queremos poner punto final a esta entrada recogiendo una noticia de la portada del Diario Expansión del pasado jueves día 25 de enero que extractaba la quintaesencia de una entrevista con Rodrigo Buenaventura, Presidente de la CNMV diciendo: «La prioridad de la CNMV es aclarar las cuentas de Grifols». Como somos de natural bienintencionado, decimos, recordando a la Roma clásica:  “tibi confidum”.