Close

TELEFÓNICA: operaciones relevantes sobre su capital. ¿Camino a la estatalización? Un drama en dos actos con entreacto incluido

Durante estas últimas semanas, el capital social de una de las más importantes sociedades anónimas cotizadas españolas -cual es TELEFÓNICA- ha sido objeto de operaciones relevantes sobre su capital; que han coincidido en el tiempo con el anuncio de un plan de ajuste notabilísimo de su plantilla.

Ante la incertidumbre que puede provocar en los mercados financieros internacionales esta constelación de circunstancias, nos parece que es oportuno ocuparse en este blog, en particular, de estas operaciones relevantes sobre el capital de Telefónica: que hemos calificado en una entrada reciente de esta blog de financieramente esquizofrénicas por la sucesión de la toma sorpresiva de paquetes significativos de acciones por parte de Estados extranjeros, seguidas de anuncios de intentos de su renacionalización imperfecta.

Advertencias iniciales al lector

Advertimos al lector que el título de esta entrada (“Un drama en dos actos”) no prejuzga en ningún caso la validez, licitud u oportunidad de las operaciones que pasamos a describir porque recordamos que “drama” se define en el DRAE como “obra literaria escrita para ser representada” o como “obra de teatro o de cine en que prevalecen acciones y situaciones tensas y pasiones conflictivas”. Pues bien como toda ogra teatral que se precie de tal, dividiremos los actos en escenas ordenadas por su cronología. 

Advertimos también al lector que construiremos esta entrada con informaciones de conocimiento general publicadas hasta la fecha, bien como comunicaciones de informaciones privilegiadas o relevantes a la CNMV por parte de las compañías implicadas o bien como noticias de prensa. Sin perjuicio de ello, las expresiones resaltadas en negrita son de nuestra exclusiva autoría.

Por último, en estas manifestaciones introductorias adelantamos que limitaremos nuestras opiniones a los aspectos regulatorio-financieros; sin perjuicio de que otros muchos aspectos implícitos en estas operaciones saltan a la vista de cualquier lector avisado, sin necesidad de que tengamos que insultar su inteligencia manifestándolas de forma tan explícita como grosera.

A) Primer acto: Adquisición de una participación del 9,9% en Telefónica por Saudi Telecom Group el 5 de septiembre de 2023

a) Primera escena

El 5 de septiembre de 2023,  Saudi Telecom Company comunica a la CNMV la siguiente información: “stc Group comunica que ha adquirido una participación del 9,9% en Telefónica, S.A. («Telefónica»), una de las compañías de telecomunicaciones más grandes del mundo y con una presencia significativa en España, Alemania, UK y Brasil, por un importe total de 2,1 mil millones de euros. La inversión se ha realizado mediante la adquisición de acciones representativas del 4,9% del capital social de Telefónica y de instrumentos financieros que confieren una exposición económica sobre otro 5,0% del capital social de Telefónica. stc Group obtendrá los derechos de voto correspondientes a ese 5,0% mediante la liquidación física de los referidos instrumentos financieros tras la obtención de las autorizaciones regulatorias necesarias. stc Group no tiene la intención de adquirir el control o una participación mayoritaria en Telefónica. La inversión refleja la confianza de stc Group en el equipo directivo de Telefónica, su estrategia y capacidad de crear valor. stc Group es el líder digital de Oriente Medio y ofrece productos y servicios innovadores en Arabia Saudí, Oriente Medio y Norte de África. Proporciona una de las mejores soluciones y servicios digitales de su clase, incluidas telecomunicaciones, IoT, 5G, servicios en la nube, Fintech y otras soluciones digitales avanzadas. stc Group cotiza en la Bolsa de Arabia Saudí con una capitalización bursátil de 49,2 mil millones de euros”.

b) Segunda escena:

El 7 de septiembre de 2023, la prensa da cuenta de que “El presidente de Telefónica cruza medio planeta hasta Arabia Saudí para conocer a sus patrones. El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez Pallete, va camino de Riad para reunirse con la cúpula directiva de STC, horas después de que el operador saudí comunicara a la CNMV la intención de adquirir hasta el 9,9% del operador español por 2.100 millones de euros. Pallete se encontraba de viaje en Estados Unidos, donde tenía previsto mantener contactos con empresas del sector tecnológico. El Gobierno admitió ayer que la operación sólo le fue comunicada el martes y dijo que protegerá el interés público porque la empresa es «estratégica»” (Diario ABC del 7 de septiembre de 2023)

B) Entreacto: La decisión de Telefónica de ejecutar un plan de reducción de personal mediante un expediente de regulación de empleo (ERE) publicada el 28 de noviembre de 2023

a) Primera escena

El 28 de noviembre de 2023 la prensa da la noticia de que “Telefónica España plantea por sorpresa un ERE para un número indeterminado de empleados. Telefónica ha decidido que su plan de reducción de personal se ejecutará a través de un expediente de regulación de empleo (ERE), según han confirmado los sindicatos, a los que todavía no se les ha trasladado el volumen de plantilla que se verá afectada, diseñada en principio para que se puedan acoger a ella hasta 5.000 de sus 27.500 trabajadores. Con el despido colectivo, Telefónica se decanta por esta fórmula de ajuste en lugar del plan de salidas incentivadas voluntarias (PSI) que utilizó desde 2016. Anteriormente, puso en marcha varios ERE, y el último de 2011 supuso el despido de 6.980 trabajadores. En aquella ocasión, Telefónica se hizo cargo del coste del desempleo de 350 millones de euros, porque así se estableció para las empresas con beneficios que ejecutaran un ERE” (Diario ABC del 28 de noviembre de 2023)

b) Segunda escena

El 13 de diciembre de 2023, la prensa da la noticia de queTelefónica ha rebajado significativamente la cifra de afectados por el ERE hasta situarla en 3.959 empleados, un recorte de más de 1.000 afectados respecto a los excedentes de personal que la empresa calcula que tiene y un número cercano al número de trabajadores de más de 55 años que cumplen los criterios para salir de la empresa. De esta forma, el despido colectivo se asemejará más a un plan de prejubilaciones, en cuyas condiciones las partes comienzan muy distantes. La compañía ha ofrecido unas condiciones de salida que rebajan considerablemente las condiciones de salida que ha propuesto en la última década a sus trabajadores. La empresa ha presentado un plan de salidas para los trabajadores de 55 años (nacidos en 1968) a cambio del pago del 60% de su salario hasta los 63 años y un 30% hasta los 65. Unas condiciones que chocan con el 68% del salario ofrecido en el PSI anterior. Para los empleados más veteranos, y que ya han rechazado salir de la empresa de forma voluntaria en algún momento anterior, las condiciones disminuyen al 55% en caso de los nacidos entre 1965 y 1967 y el 50% para los trabajadores de 1964 y años anteriores” (Diario El Mundo del 13 de diciembre de 2023)

B) Segundo acto: La pretensión anunciada por la SEPI de adquirir el 10% del capital de Telefónica

a) Primera escena

El 31 de octubre de 2023, la SEPI comunicaba a la CNMV la siguiente información privilegiada: “En relación con las informaciones de prensa publicadas el día 30 de octubre de 2023 se comunica: La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (“SEPI”) viene monitorizando la situación de Telefónica, SA y está llevando a cabo un análisis exploratorio interno relativo a una eventual adquisición de una participación accionarial en dicha compañía. Dicho análisis por parte de SEPI no presupone la adopción de una decisión que suponga dicha adquisición”.

b) Segunda escena

El 19 de diciembre de 2023, el Consejo de Ministros acordó la compra de acciones de la compañía Telefónica S.A., hasta alcanzar un máximo del 10% de su capital social, que se llevará a cabo por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI)”. En la Nota oficial del Consejo de Ministros se añadía: “Telefónica es una de las principales compañías del país, líder en el sector de las telecomunicaciones y clave en otros ámbitos estratégicos. La empresa es determinante por sus capacidades industriales y áreas de conocimiento, ya que desarrolla actividades relevantes para la economía y el tejido productivo, incluyendo las relacionadas con la seguridad y la defensa. Telefónica cuenta con un amplio despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones que garantizan la conectividad y servicios digitales a ciudadanos y empresas españolas. También está presente en todas las áreas tecnológicas del Ministerio de Defensa y proporciona los servicios e infraestructuras de telecomunicaciones de la Infraestructura Integral de Información para la Defensa en territorio nacional y en operaciones militares en el exterior, contando, por tanto, con un sólido posicionamiento en este sector. La presencia de un accionista público en Telefónica supondrá un refuerzo para su estabilidad accionarial y, en consecuencia, para preservar las capacidades estratégicas y de esencial importancia para los intereses nacionales. Asimismo, la entrada en el capital de la compañía va en línea con los países de nuestro entorno. Alemania ostenta un 13,8% del capital de Deutsche Telekom; Francia, dispone de un 13,4% en Orange; o Italia, que ha adoptado en agosto de 2023 un acuerdo para incrementar hasta el 20% su participación en la compañía que agrupa los activos de telefonía fija de Telecom Italia” (Nota de prensa del Consejo de Ministros. 19.12.2023. Hacienda y Función Pública. ADQUISICIÓN DE PAQUETE ACCIONARIAL DE TELEFÓNICA S.A. POR LA SEP).

b) Tercera escena

El mismo día 19 de diciembre de 2023 la SEPI comunicaba a la CNMV como “Difusión de Información Privilegiada” la siguiente: “Por la presente comunicamos que el Consejo de Ministros en su sesión de hoy ha acordado ordenar a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (“SEPI”) que lleve a cabo la adquisición de hasta un 10% del capital social de la compañía Telefónica, SA (“Telefónica”).Telefónica es una compañía líder en el ámbito de las telecomunicaciones tanto en España como en el plano internacional. Desarrolla un conjunto de actividades que resultan de crucial relevancia para la economía, el tejido productivo, la investigación, la seguridad, la defensa y, en definitiva, el bienestar de los ciudadanos. Con una vocación de permanencia, la participación de SEPI permitirá proporcionar a Telefónica una mayor estabilidad accionarial para que la compañía alcance sus objetivos y, por ende, contribuirá a la salvaguarda de sus capacidades estratégicas. SEPI procederá a llevar a cabo los trámites y actuaciones que permitan poner en marcha el proceso para, minimizando el impacto en la cotización, completar la adquisición del volumen de acciones necesario”.

b) Cuarta escena

El mismo día 19 de diciembre de 2023 TELEFÓNICA, S.A. comunicaba a la CNMV, de conformidad con lo establecido en la legislación del mercado de valores, la siguiente “Otra Información Relevante”: “Tras el reciente anuncio de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) según el cual el Consejo de Ministros español ha acordado la compra de hasta un 10% del capital social de Telefónica, la Compañía manifiesta que continúa enfocada en la ejecución del Plan Estratégico 2023-2026, recientemente aprobado y comunicado a través del Capital Markets Day del pasado 8 de noviembre de 2023, para seguir creando valor para sus accionistas y procurar el mejor servicio a sus clientes”.

c) Quinta escena:

La prensa del 21 de diciembre de 2023 da las siguientes noticias; “SEPI ha perdido 1.900 millones en diez años y sólo tiene caja para el 4 por ciento de Telefónica. La SEPI necesita pedir 1.600 millones de euros para tomar el 10% de Telefónica. El Consejo de Economistas avisa de que el holding tiene 454 millones en caja para financiar La operación. La sociedad lleva meses explorando nuevas vías de financiación. La deuda de las empresas del hoding supera los 4.750 millones de euros. La Sepi ha perdido 1.900 millones en diez años y sólo tiene caja para el 4 por ciento de Telefónica. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) sólo tiene 454,69 millones de euros en caja para afrontar la tarea de adquirir el 10 por ciento de Telefónica, según el Consejo General de Economistas que recientemente advirtió de la difícil situación financiera de la sociedad pública. Con esto sólo podría tomar el 4 por ciento de la compañía, así que necesita financiación para conseguir 1.600 millones adicionales. Aunque la ministra de Hacienda ha quitado importancia a esta circunstancia, la deuda de las empresas que cuelgan de este holding estatal ya supera los 4.750 millones de euros”(Diario ABC del 21 de diciembre de 2023).

C) Reflexión final: ¿Quo vadis Telefónica? ¿Hacia una estatalización ineficiente?

Si retomamos lo dicho al inicio de esta entrada, nos parece que las operaciones relevantes sobre el capital de Telefónica pueden ser calificadas de financieramente esquizofrénicas por la sucesión de la toma sorpresiva de un paquete significativo de acciones por parte de un Estado extranjero, seguida de un anuncio de un intento de renacionalización (porque fue una empresa pública hasta hace pocos años) imperfecta (porque se anuncia su práctica nacionalización sin contar con el pequeño detalle de la financiación de la adquisición de acciones).

Y nos parece preocupante la deriva que parece haber tomador la que ha sido -hasta ahora- la operadora de “bandera” de España en el sector de las TIC porque sus dos principales accionistas serán, por este orden, el Estado español y un Estado extranjero, ambos por medio de sendas sociedades de capital.

Y nuestra seria inquietud -que desde nuestra modestia queremos compartir con los lectores de este blog- nace de la constatación de dos riesgos que nos parecen por completo evidentes:

a) La colonización de su órgano de administración por personas que, ayunas de los conocimientos y la experiencia empresarial exigibles, obedecen en sus decisiones a consignas políticas.

b) La desviación de inversiones atendiendo a criterios ideológicos.

Pues bien, nuestra preocupación nace de la constatación de la actualización de ambos riesgos en nuestro país durante los últimos años en varias empresas con capital público en el sector estratégico de las TIC, de digitalización y de la comunicación en general.

Y esta colonización no seria excesivamente preocupante si no fuera por los resultados desastrosos cosechados por las empresas colonizadas que lucen en sus cuentas pérdidas cuantiosísimas donde antes mostraban ganancias.  

Por último, advertimos a los lectores que los riesgos señalados resultan perfectamente compatibles con súbitos ascensos la cotización bursátil porque algunos inversores institucionales o minoristas pueden adquirir acciones persuadidos de una suerte de reducción del riesgo de su inversión ante la presunción de la garantía del Estado. En este sentido, la prensa de ayer 21 de diciembre de 2023 daba noticia de que “Telefónica subió casi un 4% en la Bolsa española tras la decisión del Gobierno de encargar a la sociedad que agrupa a las empresas públicas en España, la SEPi, que tome una participación de hasta el 10% en el capital de la operadora de telecomunicaciones”.

Advertencia final: Este es el parecer de un humilde profesor de una Universidad Pública Española que, como siempre, lo somete a cualquiera otro mejor fundado en Derecho.